Hace unas semanas tuve el privilegio de ir a una hermosa isla del caribe que con sus playas blancas y arena suave, junto con su mar azul intenso y su constante brisa se ha robado mi corazón. Desde el momento en que llegue a la isla Aruba pude respirar tranquilidad y mucha paz, justo lo que estaba buscando. Cada rincón que recorría me sorprendía cada vez más pues es la perfecta combinación de mucha naturaleza y lugares rústicos con un encanto y ese aire mágico que los rodean, permitiéndome hacer ese “reseteo” del alma y corazón, para así volver completamente renovada.

En esta isla encuentras el balance ideal pues puedes dedicarte a descansar en sus playas, que aprovecho y les digo que son de las mejores que he conocido, y al mismo tiempo sacar tu espíritu aventurero recorriendo la isla y sus distintos lugares turísticos como lo son el  Faro de California desde donde también puedes ver la isla en todo su esplendor, además de las olas rompiendo en las rocas, las ruinas Bushiribana que se encuentran en medio de la parte desértica de la isla y te permiten ver el mar en todo su esplendor, la piscina natural que es una formación hermosa de rocas que crea esta piscina de aguas cristalinas y otro de mis favoritos es la linda Capilla de Alto Vista, digo que es una de mis preferidas pues cuando vas en camino a buscarla crees que no vas a llegar a nada pues solo ves cactus y arena a tu alrededor y luego de subir esa colina te encuentras con una pequeña capilla amarilla, completamente acogedora y especial. Por último un plan que, personalmente creo que no puede faltar, es ir a caretear y así poder conocer ese mundo que hay debajo de las aguas azules.

Adicionalmente a todas estas maravillas naturales que nos ofrece, gastronómicamente está llena de sorpresas encantadoras y deliciosas, como es el restaurante Madame Janette que sirve comida típica y muy caribeña, mis platos preferidos allí  son los camarones al coco o el mero con almendras, los dos son unos de mis imperdibles si vas a este restaurante. Además que tiene un ambiente muy familiar y agradable. Otro restaurante que se robó mi corazón fue el Atardí, pues te permite disfrutar de deliciosa comida de mar mientras estas sentado en la playa y con la luz de las velas, es algo cliché pero les aseguro que vale la pena. Y por último si no les gusta mucho la comida de mar, pueden ir al restaurante italiano Hostaria da Vittorio que es delicioso, las pastas y la pizza son matadoras, yo personalmente ordené unas pastas al salmón y estaban deliciosas, y les aseguró su carta está llena de opciones para todos los gustos. Otro súper plan es ir a caminar su centro en Oranjestad que está lleno de construcciones caribeñas y muy coloridas, además de algunos almacenes para que hagas las compras respectivas del viaje.

Así que si están pensando en una escapada a un sitio de playa, brisa y mar, les puedo asegurar que no se van a arrepentir si escogen a Aruba, la isla feliz, como su destino para recargarse, desconectarse y descansar.

MIS IMPERDIBLES:

  • La mejor forma de llegar es con el vuelo de Avianca que sale a las 8:08 am, desde el aeropuerto El Dorado, en la ciudad de Bogotá, hacia el aeropuerto Reina Beatrix en Aruba. Esta opción es muy buena pues te permite llegar al medio día y así puedes aprovechar la tarde de ese primer día #Avianca #TodoParaEnamorarte
  • Una forma diferente y llena de adrenalina para hacer el tour de la isla es en lo carros todo terreno, pues te lleva a todos los sitios de interés atravesando la isla por todo el desierto.
  • No hay nada mejor que caminar a lo largo de sus playas para disfrutar del atardecer.

 

Write A Comment