A pesar de siempre estar pendientes de las tendencias, debemos ser conscientes que  hay ciertas prendas que todas las mujeres debemos tener en nuestro armario, son prendas que se han convertido en clásicas y atemporales, que además nos van a ayudar a salir de cualquier duda o aprieto cuando no sepamos qué usar o simplemente como esas prendas base para armar nuestros looks diarios.

Una de estas prendas que hacen parte de nuestro fondo de armario, es la falda tubo o falda tipo lápiz. Esta es una prenda absolutamente femenina, nos ayuda a demarcar nuestras curvas y a estilizar nuestra figura, además de esto es muy versátil y elegante, aunque antes era considerada una prenda únicamente para la oficina, hoy en día este mito ha sido eliminado y la podemos usar para cualquier ocasión según los accesorios y blusa con la que elijamos usarla. Personalmente la considero una prenda “rápida” y con esto me refiero a que suele ser mi elección en esos días en lo que miro mi closet y no tengo idea de qué usar, ya según lo que tenga para hacer en el día la uso con tacones o flats, incluso la he elegido para salir de fiesta  o tardear con mis amigas.

Como con todas las prendas debemos tener en cuenta ciertas características para que la podamos lucir de la mejor manera, un punto que es muy importante es procurar que su largo sea hasta la rodilla, pues si baja un poco más puede ser un poco difícil caminar con ella aunque si no quieres ver comprometida tu estatura puedes usarla un poco más arriba de las rodillas, también es importante que quede entallada al cuerpo sin embargo que nos permita movernos para que nos sintamos cómodas y libres. Se ven mucho mejor si las usamos con blusas o tops que no sean entallados, es decir que nos den un poco de movimiento, pues ya estamos ajustando bastante el resto del look y así le damos algo de equilibrio.

Acá te comparto algunas ideas sobre cómo usarlas y las invito a que se animen a usarla, dándole su propio toque y creando looks completamente modernos y actuales.

1 Comment

Write A Comment